La fiebre del contenido pide a gritos su curación

En la era digital todos estamos padeciendo la fiebre del contenido, y es que cualquiera puede crear un contenido, como estoy haciendo yo ahora mismo. Pero tanta información la verdad que te acaba saturando y llegas a un punto en el que te vuelves incapaz de asimilar la avalancha de mensajes comerciales que te llegan de todas partes. Y es por eso que pienso desde hace tiempo que la fiebre del contenido pide a gritos su curación.

Con el término curación me refiero a la tarea de profesionales, conocidos en el mundo anglosajón como los “content curation”, que se dedican a filtrar la información para  seleccionar lo más relevante sobre un tema en concreto. Investigan en varias fuentes para encontrar contenido valioso, se documentan, seleccionan, organizan y publican el contenido de otros con el propósito de ofrecer valor añadido. ¿Y cómo lo hacen? Destacando lo más relevante, haciendo traducciones, extrayendo conclusiones, aportando una opinión o bien agregando un texto propio.

Si tenemos la buena estrella de dar con un buen content curation que se dedique a filtrar sobre un tema suculento puede ser de lo más útil y satisfactorio seguir su trabajo para no acabar perdidos entre toneladas de paja de información.                                 pajar_content_curation

A veces, sin ser muy conscientes de ello, muchos nos ponemos en el rol del content curation, cuando por ejemplo, en las redes sociales compartimos contenidos sobre un tema que nos pirra. Si este es tu caso y le has pillado el gusto a la curación de contenidos te chiflarán las herramientas que facilitan la publicación de información filtrada como: Feedly, Storify, Soop.it, Flipboard o List.ly que son algunas de las más utilizadas.

Quizás puedas pensar que difundir desde tu perfil o marca el contenido de terceros puede estar mal visto. Esta es una creencia falsa porque en la blogosfera y en las redes sociales es más bien todo lo contrario, compartir contenidos valiosos de otros te confiere reputación, siempre y cuando, como es obvio, no intentes adueñarte de la autoría y dejes bien claro a quién pertenece el contenido.

La curación de contenidos puede tener ventajas muy golosas como: estrechar lazos con otras personas afines a nuestros intereses o profesionales del mismo sector, piensa que al difundir el contenido de un tercero le estamos ayudando a incrementar su tráfico, aumentado su audiencia, dando visibilidad a sus contenidos y esto a la vez, supone para el curator poder estar publicando con mayor frecuencia y ahorrar el tiempo y esfuerzo que conlleva la creación de contenidos propios.

Si has decidido que te vas a poner manos a la obra con la curación te aconsejo que antes eches un vistazo a  la guía en 10 pasos de content curation de Eva Sanagustín Fernández porque te ayudará a aterrizar todo lo que cuento en este post.

Y ya para terminar, solo quiero apuntar que aunque la curación de contenidos puede ayudar a aliviarnos de la fiebre del contenido, a mi entender es una táctica más de tu estrategia de Marketing de Contenidos o de Inbound Marketing que debe estar combinada con la creación de menos contenidos propios pero de mayor calidad y originalidad.

¿Qué emociones hay que conquistar?

Esta es la pregunta que se hace la emergente disciplina del Marketing Emocional cuya misión principal es examinar las emociones de los consumidores para satisfacerlas.

Si te paras a pensar un poco cuando compras un producto o contratas un servicio, a veces de manera inconsciente, otras más consciente, te guías por experiencias o sensaciones que te evoca el objeto a primera vista,  pueden ser recuerdos o sensaciones de algo que ansías satisfacer. Por este motivo, la mayoría de las decisiones de compra se basan en la emoción y más en concreto, en la creación de una conexión emocional.

Marketing Emocional

Y es que las emociones venden y mucho. Seguro que recuerdas un spot que te haya robado alguna lágrima o es posible que al sentarte en un sofá de una tienda te hayas sentido como en casa o quizá el envase de un producto te haya recordado a la merienda de tu infancia. Son instantes que te eclipsan, en los que te sientes identificado, experimentas sensaciones que te dejan huella y que inconscientemente se quedan registrados en tu mente.

La clave está en crear emociones vinculadas a tu bienestar personal. Dicho así,  parece fácil, pero es un gran reto para las empresas y firmas  generar experiencias más interesantes y emocionalmente intensas asociadas a sus marcas. El Marketing Emocional es una disciplina muy reciente, en la que podríamos decir que está casi todo por hacer en lo que a la conquista de las emociones se refiere.

Según explica Patrick Renvoise en este artículo,  el 99% de nuestras decisiones no las toma nuestra razón, sino el instinto. Luego la razón busca excusas para justificar lo que ha elegido nuestro cerebro reptil, es decir, nuestro cerebro primario que no entiende de abstracciones y que es profundamente emocional y visual.  Por ello, en un mercado saturado de productos que ofrecen ventajas similares, ahora más que nunca, son las emociones las que dirigen la toma de decisión. De hecho, existe una disciplina, el Neuromarketing, que se encarga en exclusiva de estudiar cómo funciona nuestro cerebro en las decisiones de compra.

Muy atrás se ha quedado el marketing basado en la satisfacción de necesidades del consumidor, así como la publicidad que intentaba ganarse un hueco en la mente del consumidor potenciando los atributos diferenciales del producto, que se traduciría en algo así como: “Cubro tu necesidad porque soy único por mi sabor afrutado”. La lógica del  nuevo marketing emocional va más en línea con: “Prometo hacerte sentir como cuando eras un niño, más fuerte ante las adversidades o segura de ti misma en una entrevista de trabajo”, es decir, evoca valores personales, aspiraciones internas o deseos muy escondidos.

Una vez creada la expectativa, en la medida en que el producto o servicio es capaz de cumplirla, se consiguen crear las ansiadas relaciones afectivas entre la marca y el consumidor. Si se crea esta relación amorosa es porque hemos conseguido que la persona abra sus compuertas, que nos haga un hueco en su corazón y posiblemente esto se traduzca en un sentimiento de confianza, que genere a su vez, la prescripción de tu producto o servicio entre sus contactos.

Quizá en un futuro próximo las marcas lleguen a diferenciarse por las emociones. Pero puede que te estés preguntando ¿qué emociones hay que conquistar? Primero de todo, tendremos que saber cómo piensa, qué siente y qué sensaciones pueden evocar sus deseos más ocultos, para ello te puede servir como punto de partida esta entrada sobre la definición de las buyer personas. Cuando tengas claras las emociones qué hay que ofrecer, tienes que dotarlas de un alto voltaje de intensidad para que lleguen hondo y a ser posible, ya puestos a elegir, por favor, que sean emociones placenteras.

El Blogging: mi último flechazo en toda regla

Lo mío con el Blogging ha sido amor a primera vista, me eclipsó desde el primer contacto que tuvimos en este mismo blog. Por motivos profesionales tuve que aparcar la relación, pero desde hace poco nos hemos reencontrado y ha sido un flechazo en toda regla.

Mi Blog:

Los blogs son una herramienta de comunicación con personalidad, permiten conversar, se enriquecen con las aportaciones de otros usuarios y/o bloggers, son fáciles de manejar y pueden tener un gran alcance. Requieren de estrategia, planificación y mucha dedicación,  pero cuando empiezas a ver resultados, aunque sean pequeños avances, te aseguro que son de aquellos logros que te llenan de verdad.

Si te gusta escribir te avanzo que los blogs enganchan y mucho, así que si lo tuyo es redactar lo vas disfrutar como una niña con su juguete favorito el día de reyes. Puedes empezar con una bitácora personal escribiendo sobre temas que te apasionan o diseñar un blog profesional que se convierta en tu principal herramienta de trabajo.

Sea cual sea la visión que tengas en mente para tu blog, ten presente que se puede convertir en tu mejor tarjeta de presentación online y que va a formar parte para siempre de tu identidad digital.

Basándome en mi experiencia he recopilado a continuación 10 consejos para principiantes que como yo hayan sentido un flechazo y quieran dar rienda suelta a su pasión por el Blogging:

  1. Pon toda la carne en el asador para crear contenidos de valor: me refiero a aquellos posts que dejan huella, te inspiran y consiguen ayudarte en alguna faceta de tu vida.
  2. Organízate para publicar contenidos periódicamente: elabora un calendario que te permita planificar las entradas mensuales. Este calendario te dará mucha seguridad porque sabrás que siempre tendrás contenidos en el tintero esperando a que les des salida.
  3. Tu blog tiene que derrochar personalidad: cuanto más des de ti en él, más te va a devolver. Este principio también es conocido en la blogosfera como el karma online, un concepto que Carlos Bravo describe a la perfección en esta entrada.
  4. Devora blogs como si no hubiera un mañana: esto te va a permitir mejorar tu copywriting, lograr diferenciarte, así como encontrar posibles nichos de lectores sedientos de contenidos que puedan estar desatendidos.
  5. Define unos objetivos medibles a corto plazo (6 meses) y a largo plazo (2 o 5 años vista), traza una estrategia para conseguirlos y materializa la estrategia en tácticas y acciones concretas que te permitan medir los resultados.
  6. Trabaja el SEO porque te va a ayudar a incrementar tu tráfico y sobre todo a que tus lectores te encuentren fácilmente en los buscadores.
  7. Es un “must have” promocionar tus contenidos en aquellas redes sociales o en comunidades en las que veas que tus contenidos tienen una buena acogida.
  8. Interactúa en la blogosfera: publicando comentarios bien elaborados en otros blogs referentes o con temáticas similares a la tuya.
  9. Márcate retos para ir mejorando la apariencia de tu blog, pero no te agobies demasiado con este punto, piensa que al principio donde tienes que dejarte la piel es en cada uno de los posts que publiques.
  10. Conviértete en una esponja del Blogging: para ir creciendo vas a tener que formarte, aprender de tus errores y empaparte bien de las experiencias de otros bloggers consolidados que te serán de gran ayuda, como por ejemplo lo está siendo para mí el blog de Mamá, quiero ser blogger.

No te voy a mentir, los inicios en el Blogging son duros, por eso muchos bloggers terminan abandonando su blog al no alcanzar los resultados esperados en el tiempo que se habían marcado. Pero no desistas a la primera de cambio, si estas empezando y has tenido un flechazo en toda regla mi consejo más sincero es que no pierdas nunca las ganas ni la ilusión por tu  blog.

El futuro de las TIC en el BDigital Global Congress

Este año me he dado el gusto de poder asistir al BDigital Global Congress en Barcelona. En esta edición el congreso ha tratado sobre la transformación digital y su impacto en la gestión y la creación de nuevos modelos de negocio, así como también sobre las claves del liderazgo empresarial en la era digital.

He querido recopilar en esta entrada algunas de las aportaciones que más me han fascinado de este encuentro puntero en las Tecnologías de la Información y la Comunicación:

Para ir abriendo boca, Hosein Moghaddas, Director Smarter Commerce Europe de IBM, nos preguntaba si el e-commerce era una revolución o una evolución. Sin duda ha quedado claro que estamos viviendo una revolución, se calcula que el volumen de negocio mundial del e-commerce se sitúa en 1.300 billones de euros. Moghaddas apuntaba que desde 1980 la experiencia de compra de los consumidores se ha vuelto menos personalizada y que en esta nueva era los clientes demandan una experiencia de compra como en los pequeños comercios de barrio de antaño.

Hosein Moghaddas, Director Smarter Commerce Europe de IBMApunta también que hoy en día son los usuarios quiénes presionan a las empresas para que innoven debido a la rápida adopción de las nuevas tecnologías. En esta revolución digital, “los consumidores deben estar en el centro de las estrategias de negocio”. Hosein Moghaddas, ha asegurado que los nuevos líderes deberán asumir un cambio de rol, en el que deberán pasar de ejercer autoridad a liderar a través de su capacidad para inspirar a los demás. También, opina que la generación digital está liderando la innovación, en palabras textuales de Moghaddas, “son las rock stars de hoy en día”. En este sentido señalaba que compartir contenidos de valor es clave para acercarnos a los clientes teniendo en cuenta que los usuarios ya generan 2/3 del contenido en Internet.

Sigue leyendo

De segmentos de población a buyer personas en el mundo digital

En cualquier estrategia de Marketing Digital o de Inbound Marketing la definición del público objetivo es como la piedra angular. El target desde el punto de vista del marketing tradicional se definía por segmentos de población con un mismo rango de edad, datos sociodemográficos o poder adquisitivo, entre otros parámetros. Pero en el mundo digital los segmentos han dejado de existir y de ser útiles. Ahora hablamos de perfiles de personas de las que podemos obtener información personalizada de primera mano a través de todos los medios digitales y/o fuentes de datos que tenemos a nuestro alcance: e-mail marketing, redes sociales, analítica web, CRMs, formularios online o incluso a través del personal de atención al cliente.

Sigue leyendo

¿Qué relación hay entre el Marketing de Contenidos y el Inbound Marketing?

Featured image

Para empezar, una de las definiciones que más me han gustado de Marketing de Contenidos es la que cita Eva Sanagustín en su libro “Marketing de Contenidos” de Amanda Maksymiw  que lo define como el proceso de desarrollar y compartir contenido relevante con tu audiencia con el objetivo de conseguir nuevos clientes o aumentar volumen de negocio con los ya existentes.

Sigue leyendo

Quien siembra recoge

Las redes sociales son una nueva herramienta de interacción que permiten construir una relación a las empresas con sus usuarios a través de la conversación . No obstante, se ha comprobado en muchos casos que las redes sociales no son un medio directamente relacionado con la venta de productos y servicios, por tanto, si el objetivo a corto plazo es vender, los resultados pueden no ser los esperados.

Esta relación debe estar basada en la verdad, si no es así la presencia en las redes sociales puede volverse en contra de la organización y nos podemos encontrar con serios problemas de reputación, dicho en otros términos, crisis que deben ser gestionadas en cuestión de minutos.

Sigue leyendo