Marcas personales

En la pasada edición de Cava&Twitts, dedicada a la  gestión de la reputación personal y corporativa on line,   se habló sobre la importancia de las identidades digitales que conviven en una organización, es decir, marcas personales que empiezan a valorarse en las empresas.  Se articuló un debate interesante en torno a la necesidad de tener en plantilla a personas con marcas personales consolidadas. Esta afirmación fue cuestionada, ya que desde un punto de vista directivo, puede que no interese tener a personas con marcas personales potentes que “secuestren” parte de la identidad de una organización si deciden no continuar trabajando en el mismo sitio.  En mi opinión, el principal capital de una organización son las personas y esto lo resume todo, su forma de ser y de actuar es crucial para la reputación off line y on line de una empresa y quien tenga una marca personal consolidada tendrá mejores oportunidades laborales.

Otra cuestión interesante que me hizo reflexionar es si realmente en el entorno digital la gente construye su marca personal atendiendo a criterios estratégicos. Entiendo que esto es una tarea muy díficil teniendo en cuenta la velocidad en la que se generan contenidos  sobre uno mismo, de los que ni somos conscientes muchas veces  y también, debido a  la falta de control de los mensajes que se emiten sobre uno mismo. Quizás gestionar estratégicamente la marca personal se convierta en una necesidad a muy corto plazo.

Anuncios